Me lo pido yo >> Cocina>> Freidoras

Las mejores freidoras eléctricas baratas de 2018

Los alimentos que más nos gustan suelen ser aquellos que se fríen, por lo que las freidoras son un tipo de aparato que debe de estar si o si en cualquier tipo de cocina, o en un negocio hostelero.

¡¡Hey!! Antes de continuar echa un vistazo a estos articulos

Mejores freidoras profesionales

Mejores freidoras sin aceite baratas

Mejores freidoras electricas

Estamos hablando de un equipo que nos puede ayudar a freír los alimentos con una gran rapidez, lo que nos permitirá incrementar la productividad de una forma más que considerable, siendo un apoyo clave para los cocineros, o para los particulares que no tienen mucho tiempo para cocinar.

Antes de ponernos a buscar freidoras domésticas o freidoras hostelería, lo primero que tenemos que hacer es conocer los principales tipos que existen, así como el funcionamiento de cada una de ellas, o bien cuando deberíamos de decantarnos por una opción, o por otra.

A continuación, vamos a analizar todas estas cuestiones en detalle. Pero antes os dejamos con las reviews de los productos que hemos valorado.

Opinion y precio de la freidora profesional Taurus Professional 2

Esta freidora profesional está pensada para aquellas personas que se han hartado de estar friendo los alimentos en la ...

9.5
2 Opinión y precio de la freidora profesional Delonghi Roto Fry

Opinión y precio de la freidora profesional Delonghi Roto Fry

Con una estructura llamativa e innovadora, te queremos presentar la freidora Delonghi rotofry f28311. Una de sus ...

9.3
3 Opinión y precio de la freidora Jata fr326e

Opinión y precio de la freidora Jata fr326e

Llega al mercado esta freidora ecológica con una gran capacidad, pensada para hacer varias raciones de comida ...

9.2
4 Opinión y precio de la freidora sin aceite Princess Aerofryer XL 182020

Opinión y precio de la freidora sin aceite Princess Aerofryer XL 182020

La ventaja principal de la princess digitales aerofryer xl es que nos permite hacer todo tipo de fritos, de la misma ...

9.2
5 Opinión y precio de la freidora sin aceite Tefal Actifry yv9601

Opinión y precio de la freidora sin aceite Tefal Actifry yv9601

La tefal actifry yv9601 – freidora 2 en 1 se considera un innovador modelo, moderno, que ha sido equipado con lo último ...

9

Nota: Cada freidora pertecene a una familia en concreto (pequeña, sin aceite…), para mas detalle visitar cada tipo de freidora en su categoría correspondiente.

Tipos de freidoras

Freidoras sin aceite

Estos modelos están considerados entre las mejores freidoras del mercado. Es importante tener en cuenta el nombre puede llegar a engaño, y es que si que usan aceite para freír, aunque una mínima cantidad, por lo que es cómo si no lo usasen.

Emplean un sistema de circulación de aire caliente que será distribuido a través de unos ventiladores, de la misma manera que si fueran unos hornos de aire, con lo que conseguirán que se distribuya la temperatura de manera uniforme a lo largo de todo el entorno.

El usuario que quiera comprar una freidora sin aceite debe de saber que el resultado que va a conseguir será un híbrido entre un frito y un horneado: se conseguirá un dorado superficial que se impregnará con esa mínima cantidad de aceite que hemos comentado, a diferencia de tener que sumergir por completo el alimento en el aceite, como conseguiríamos con las freidoras de toda la vida.

Estos aparatos tienen la capacidad de tostar, de gratinar, de asar, y mucho más; muchos modelos, más que ser freidoras sin aceite, son hornos completos con muchas funciones avanzadas.

Estas son las principales ventajas de usar freidoras eléctricas sin aceite:

Reducción de la cantidad de aceite

Se calcula que se puede reducir la cantidad de aceite que se utiliza hasta en un 80% en comparación con la cantidad de aceite normal, lo que repercutirá directamente en nuestra salud, evitando que tengamos que consumir tanta grasa. Esto también implica en que reduciremos el gasto en aceite, lo que nos permitirá ahorrar mucho más mes a mes.

Mínima cantidad de humo

También son consideradas como freidoras sin humos, preciosamente porque no hay tanto aceite que, al calentarse, lo pueda llegar a generar. Los usuarios que las han probado están muy satisfechos con ellas, ya que ayudan a eliminar ese característico olor a fritanga que podría impregnar rápidamente nuestra cocina, y permanecer allí durante mucho tiempo.

Sabor

Con la gran mayoría de los alimentos, el resultado de los mismos se parece mucho al que se consigue con una freidora tradicional, aunque no de la misma manera. Ahora bien, es importante tener en cuenta que algunos alimentos no quedarán demasiado bien en una freidora sin aceite, o que bien pueden tardar algo de tiempo en hacerse por completo. Antes de meter cualquier cosa en esta freidora, deberíamos asegurarnos de que es compatible.

Facilidad de uso

Son muy fáciles de usar, de la misma manera que las freidoras tradicionales. Y es que tan solo tendremos que interactuar con su panel de mandos para poder controlar las funciones pertinentes; introducimos los alimentos y esperamos hasta que estén listos.

Facilidad de limpieza

Además de todo lo anterior, también se consideran muy fáciles de limpiar. Las freidoras tradicionales tienen el característico problema de limpieza, y es que el aceite puede salpicar en cualquier momento, manchando la estructura, o puede ser complicado de eliminar si no cuenta con un sistema de vaciado del líquido que sea eficiente. Con una freidora sin aceite, la limpieza no podría ser más sencilla.

Más información
Ampliar información sobre las freidoras sin aceite

Freidoras pequeñas

Las freidoras están pensada para adaptarse a la perfección a cualquier tipo de hogar, con unas dimensiones y un peso ajustados, pudiéndose colocar sin problemas de forma fija en la encima, o guardarla en cualquier mueble de cocina en el momento en el que ya no haga falta que las utilicemos. Las cestas para freidoras de este tipo tienen una capacidad más ajustada, por lo que permiten preparar comida para un máximo de entre 2-3 personas (para un máximo de 2 si estamos hablando de usuarios que comen mucho).

Tienen 3 ventajas que destacan:

Cantidad de aceite

No necesitaremos grandes botellas de aceite para rellenar la freidora. Cómo ya sabes, los modelos más grandes necesitan que el aceite llegue a un determinado nivel para empezar a freír, incluso aunque tan solo quisiéramos hacer unas pocas patatas fritas. Con las freidoras pequeñas no tendremos este problema, ya que solo necesitaremos el aceite justo para cada ocasión.

Tiempo de calentamiento

Obviamente no vamos a tardar lo mismo en calentar una freidora con una capacidad de 5L que una de 1L. Las freidoras pequeñas-mini entrañan un mínimo tiempo de calentamiento, por lo que la comida puede estar lista antes de lo que nos imaginamos, evitando que nadie se desespere.

Consumo

Para calentar el aceite, el aparato necesitará estar conectado a una toma eléctrica, y para ello necesitará funcionar a una determinada potencia. La potencia que le hace falta a una freidora eléctrica para funcionar es inferior a la que hará falta para un modelo más grande, lo que significa que el consumo asociado al uso será reducido en cualquier caso.

Si quieres un modelo que consuma poco, que tarde poco tiempo en calentarse, aunque su capacidad no sea elevada, apuesta por las freidoras pequeñas.

Más información
Ampliar información sobre las freidoras pequeñas

Freidoras a gas

Las freidoras a gas se caracterizan por deber encenderse durante tan solo algunos minutos, y es que no están pensadas para que estén conectadas durante mucho tiempo (ya que su uso prolongado podría llegar a producir más de un accidente importante). Son rápidas, por lo que simplemente habrá que esperar a que estén listas, se introducirán los alimentos y los podremos tener preparados cuanto antes.

Suelen funcionar con un piloto de encendido manual, así como con un sistema piezoeléctrico, temopar, con regulación por válvula termostática. En el caso de que queramos comprar uno de estos modelos, deberíamos de elegir una opción que tuviera un termostato de seguridad de calibración fija, además de haber sido diseñado con materiales de la más alta calidad, como el acero inoxidable, para que el aparato aguante a la perfección el paso del tiempo, además de minimizar cualquier problema de quemaduras o relacionados.

 

Freidoras industriales

Las freidoras industriales están pensadas para negocios; por ejemplo, pueden ser freidoras para bares, para restaurantes, así como para comercios variados. A diferencia de las domésticas o las pequeñas, estas son muy grandes, por lo que necesitarán de un gran espacio en la bancada en dónde se quiera colocar. Gracias a ello, también tienen una capacidad muy elevada, por lo que permitirán a los chefs hacer mucha comida de una vez, evitando que los comensales tengan que esperar mucho tiempo para que esté hecha.

Hay que considerar que estos modelos requieren de una gran cantidad de aceite para funcionar (cómo ya hemos comentado, este tendrá que llegar a la línea establecida para poder empezar a freír). No obstante, esto no suele ser un problema y es que, aunque se use aceite de la máxima calidad (el más caro), estamos hablando de una inversión que el restaurante no va a tardar en amortizar.

Estas freidoras profesionales también se caracterizan por disponer de una mejor gestión de temperatura, con varios programas prestablecidos, función de apagado automático, mejores sistemas de seguridad, etc.

Una pega que se les puede poner, además de ocupar mucho espacio, es que su precio no es nada reducido. En el mercado podemos encontrar desde modelos que nos pueden costar cientos de euros, hasta algunos que pueden costar miles de euros.

¿Cuándo utilizar una freidora u otra?

Hoy en día las freidoras a gas están prácticamente desfasadas, por lo que la recomendación es utilizar freidoras eléctricas ya que, aunque consuman más, también son mucho más seguras.

Si la vamos a usar para el hogar, a nivel doméstico, y nuestra familia es muy numerosa, deberíamos de escoger un modelo que tuviera una capacidad de unos 2-3L de aceite más o menos (de esta manera evitaremos quedarnos cortos). Ahora bien, en el caso de que en el núcleo familiar tan solo seamos nuestra pareja y nosotros, la mejor idea es apostar por un modelo de freidoras pequeñas-mini, con una capacidad de 1-2L aproximadamente. Si la compramos más grande, probablemente nos arruinaremos en aceite.

Por último, si tienes un negocio hostelero en el que vayas a usar la freidora de forma habitual, entonces deberías de comprar un modelo de freidoras profesionales, ya que te ayudará a sacar las comandas con gran diligencia.

¿Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar una freidora?

Si quieres comprar una freidora, pero todavía no sabes en que te tienes que basar para elegirla, nosotros te podemos echar una mano:

Capacidad

Lo primero que debes hacer es evaluar la capacidad que tiene el aparato. Esta capacidad se mide en litros, pudiéndolas encontrar de 1L, de 2L, de 3L, etc.

En este punto también hay que considerar que no todos los productos se deben de freír a la misma temperatura, ni tardarán el mismo tiempo en estar listos. De esta manera, habrá que evitar si lo que necesitas es una freidora simple, o bien freidoras dobles que dispongan de varias unidades en las que se puedan freír varios productos al mismo tiempo. Este tipo de electrodomésticos reciben el nombre de “batería de freidoras” y son muy prácticos a la hora de cocinar varios alimentos con la particularidad de que no se vayan a mezclar sus sabores.

Potencia

La potencia se mide en W y nos indica el tiempo que va a tardar el aceite en estar listo para que empecemos a hacer los alimentos.

Lo más habitual es que la potencia de la freidora esté contenida entre los 1000-2000W, pero hay modelos y modelos. Aunque si bien es cierto que a mayor potencia menos tiempo de calentamiento, también puede elevar el consumo de una forma importante, por lo que habrá que intentar encontrar el mejor equilibrio en este punto.
No te recomendamos que te hagas con un modelo que tenga una potencia inferior a los 1000W, ya que puede ser que no logre la temperatura necesaria para que los alimentos queden en buenas condiciones.

Precio

El precio es una cuestión importante, si, ¿pero cuánto cuesta realmente una freidora? Pues esto dependerá del tipo de freidora que queramos comprar.

Pequeñas-minis

Las podemos encontrar en el mercado en torno a los 30-40€ más o menos.

Sin aceite

Son caras, aunque en estos últimos años han bajado bastante de precio. Ahora podemos encontrar algunas por unos 80-90€, aunque hay modelos que pueden pasar de los 200€.

Profesionales

En las freidoras profesionales es en dónde podemos encontrar un mayor abanico de precios. Cómo ya hemos visto en su apartado correspondiente, podemos comprar algunos modelos por algunos cientos de euros, aunque algunos pueden pasar ampliamente de los 1000€.

Accesorios

En este punto evaluaremos la cesta que se utiliza para meter, sacar y escurrir los alimentos, así como si tiene lo que se conoce como cestas rotatorias; un nuevo sistema que ayuda a cocinar de una manera mucho más sana, aunque no siempre es compatible con todos los alimentos.

¿Qué podemos cocinar?

No todas las freidoras son compatibles con todos los alimentos; por ejemplo, ciertos pescados podrían no quedar demasiado bien en una freidora sin aceite.
Por esto es importante que nos informemos también del tipo de producto que se puede cocinar en la freidora en cuestión.
Sigue estas claves y elegirás la freidora que más te convenga.

¿Nos Ayudas?

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, de esta forma podremos llegar a más gente como tú y ayudarles a tomar una decisión correcta. Haz clic en alguno de los botones de abajo. ¡Muchas gracias!